martes, 26 de julio de 2011

Veredas

Vuelvo a sentir esa arritmia en mis latidos,

afiladas lágrimas que desgarran gemidos.

De dolor hendido. En vano.

Retratos de tinta que se escapan

de la palma de las manos.

Imperfecciones, violetas, mentiras,

maltrechos corazones repletos de ira.

Pintadas, tumultos, arrojos,

situaciones modélicas delante de mis ojos.

Vagones que se pierden,

que se marchan rampantes.

Velos de tul, poderosos y excitantes.

Sincronismos, veredas, cinismos,

valentías que perecen al instante.